Dic.2010: “Estado de las cosas en Cancún”

Estado de las cosas en Cancún 

Cuando quedan pocas horas del cierre de la Conferencia de las Partes, se puede decir que se han logrado avances importantes en pequeños temas. Los negociadores han estado trabajando intensamente los últimos días tratando de preparar textos con varias opciones claramente definidas en los temas más polémicos, que se entregarán a los ministros de alto nivel hoy viernes por la mañana para resolver estas cuestiones pendientes.

Este es el estado en cada uno de los temas:

1) Mitigación  y MRV (verificación de reducciones)

El texto ha evolucionado mucho desde el principio de las negociaciones. El negociador en jefe de EE.UU. dijo el miércoles en rueda de prensa que cree que este problema es el más retrasado, en clara alusión a sus pretensiones de que los países en desarrollo, y en particular China, acepten la verificación internacional de sus reducciones. Es seguro que no se va a conseguir un acuerdo sobre mitigación, tema estrella de las negociaciones. Todavía queda mucho por negociar, empezando por la forma del nuevo acuerdo: si una prórroga de Kioto (que no obliga a los países en desarrollo y que EE.UU. nunca firmará), un protocolo nuevo o una fórmula mixta. Se apunta a la COP17 (Durban, diciembre 2011) como objetivo para el acuerdo sobre mitigación.

2) Financiación. Las cuestiones más importantes pendientes de debate son:

a) El papel del Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales en la gestión del nuevo fondo climático verde. Las opciones actuales en el texto son:

  • ·              “invitar al Banco Mundial para servir como administrador provisional [x] años después de la puesta en marcha del fondo”, o
  • ·              “decidir que el administrador sea seleccionado mediante un proceso de licitación abierto y competitivo”

EE.UU., Reino Unido y otros países desarrollados prefieren la opción del Banco Mundial., mientras que los países en desarrollo argumentan que esto daría automáticamente a los países desarrollados mayor fuerza, y prefieren que el fondo se establezca bajo la orientación de la CMNUCC. El acuerdo sobre este tema se ve alcanzable.

b) La cantidad de países desarrollados donará al fondo está también en el texto.

  • ·              Una opción es lo acordado en Copenhague: que los países desarrollados aporten conjuntamente 100.000 millones de dólares al año para 2020.
  • ·              La segunda opción es que los países desarrollados se comprometan a dar un 1,5% de su PIB por año en 2020. Hay que tener en cuenta que EE.UU. aún no ha logrado movilizar el 0,7% del PIB anual para Ayuda Oficial al desarrollo, por lo que parece poco probable que acepte esta opción.

c) Transparencia. Varios negociadores y organizaciones de la sociedad civil han acusado a EE.UU. de presionar a los países en desarrollo para ser transparente en sus acciones de mitigación sin aceptar la transparencia sobre la gestión de los fondos climáticos.

3) REDD (Reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de bosques). El texto está en su mayor parte acordado. Las cuestiones pendientes están claramente expresadas en pocas opciones.

4) Adaptación. En Copenhague ya se había avanzado mucho en este texto, y en Cancún se han registrado pocos cambios. El acuerdo está muy avanzado. Presenta opciones sobre si establecer un comité de adaptación o si “seguir examinando la manera de fortalecer, mejorar y utilizar mejor los mecanismos institucionales existentes”. El apartado sobre los daños y perjuicios para las islas pequeñas y otros países vulnerables aún necesita mayor desarrollo.

5) Transferencia de Tecnología. En la sesión preparatoria de octubre en Tianjin se dijo que este asunto estaba casi resuelto, pero parece que ha habido retrocesos importantes desde entonces. La mayoría de los negociadores culpa a EE.UU. de bloquear el progreso de este grupo de trabajo. La cuestión principal aquí tiene que ver con los derechos de propiedad intelectual (DPI) ligado a las tecnologías de mitigación y adaptación. Los países desarrollados no quieren dejar estos derechos sin valor, mientras que los países en desarrollo dicen que no serían capaces de pagarlos, y que la tecnología sería por lo tanto inútil de todos modos. En Tianjin se había hablado de un comité que gestionase estos DPI. Se está debatiendo qué forma tendría este comité. Los países en desarrollo quieren tener mayoría, mientras que los países desarrollados prefieren un 50/50.

 

El Primer Ministro de Etiopía, Menes Zenawi, dijo que si estas negociaciones sobre el cambio climático fracasan, ya no se puede esperar que otras negociaciones medioambinentales futuras puedan tener éxito. “Todos sabemos que vamos a perecer o sobrevivir juntos”. Los negociadores deben tener estas palabras en mente.

 

Alejo Etchart

Stakeholder Forum

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s