Juegos de niños y estilos de vida

Todo esto que llamamos política es un mero juego de niños. Bien sabemos que, como en el resto del mundo, en España lo que está en juego es mucho más que mucho más que virajes a izquierda o derecha; mucho más que cambios en políticas de género, de cooperación, de emigración, energética, fiscal, tecnológica, demográfica, agrícola, económica, social, medioambiental…; incluso mucho más que una redistribución más igualitaria de los recursos de la Tierra. Ninguna reforma del sistema imperante es suficiente.

Bien sabemos que las convenciones o ficciones llamadas estados-nación imposibilitan tal transformación; que las élites no van a promoverla; y que lo que indebidamente hemos convenido en llamar democracia es absolutamente incapaz de tratar con las graves amenazas que, ya por sí solas y más acumuladas, pintan los trazos de un mundo caótico.

Poner esperanza en que un cambio externo a nosotros ‘nos salve’ es pura ilusión, por fuerte que sea.

La transformación radical sólo puede ocurrir desde nuestros estilos de vida. Sin pretender ser modelo ni convencer, ni ser autoridad o seguir a una, ni buscar con ello salvar cosa alguna, pues estaríamos enfangados en el origen del mismo mito que lidera a nuestra civilización hacia un colapso del que no hay escape verosímil.

Del colapso brotará algo nuevo que tendrá registro de lo que fue e integrará lo aprendido. Lo que de nosotros depende no es evitarlo, sino cuidar la Tierra para que la novedad pueda brotar de semillas sanas.

No hay empresa más digna, más íntegra ni más hermosa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s